Historia

 

Fundado en el año 1955, el liceo nació como Liceo N°3 de Niñas, impartiendo educación Humanístico-científica.

Su primera directora fue la Sra. Gabriela Celis de Roca, gestora de la construcción de una edificación propia en los terrenos del jardín San Pedro de Playa Ancha, inaugurado el 1° de Octubre de 1960, fecha oficial de la celebración de los aniversarios del Establecimiento.

Traspasado el año 1981 a la Corporación Municipal de Valparaíso por Decreto N 7054, del 23 de Septiembre de 1981 con la denominación de Liceo B-26, con resolución exenta N° 306 de 1988 el Liceo adopta el nombre de la insigne escritora viñamarina "María Luisa Bombal".

El año 1988 se incorpora la educación Pre-Básica y Educación General Básica de la escuela conocida como D-259 "República de Venezuela", o"Escuela 18", del sector Playa Ancha, siendo su directora la Sra. Rosa Zamora Meneses.

El año 1993, el Liceo incorpora la Educación Técnico-Profesional con la especialidad de Gastronomía, abriendo sus puertas a los alumnos varones.

A partir del año 2000, el liceo empieza a impartir educación con jornada completa.

El año 2001, se incorporan las especialidades de "Servicios Hoteleros" y "Servicios de Turismo", sumándose la especialidad de "Elaboración Industrial de Alimentos" en el año 2002.

En los años 2007-2008, el liceo se adjudica el proyecto de Infraestrucutura e Implementación Técnico Profesional que permitió mejorar dependencias de casino de Junaeb, los talleres de Hotelería, Elaboración Industrial de alimentos, oficinas, sala de profesores, bodegas, taller de turismo y la unidad productiva de "Casino Taller".

El liceo María Luisa Bombal participó en el año 2008 en el proceso de Acreditación de la Orientación Vocacional y Laboral llamado por el programa Chile Califica.

Actualmente el liceo está dirigido por el Sr. José Alcota Poblete.

El liceo entrega a sus estudiantes una formación de calidad de manera que sus egresados sean portadores de atributos cognitivos, socio-afectivos y expresivo-motores, integrados e integrales, que les faciliten para iniciar un recorrido formativo a lo largo de la vida, permitiéndoles el acceso a estudios superiores, ya sean estos universitarios, profesionales técnicos, y a inserciones laborales, de acuerdo a sus distintos proyectos de vida.